Conducir sin aire acondicionado, casi igual que conducir bebido.
 

Una temperatura alta en el coche puede tener consecuencias tan peligrosas en la atención y capacidad del conductor como conducir habiendo consumido alcohol.

 

Sí. No exageramos. Expertos alertan de que conducir con temperaturas por encima de 35 grados equivale a haber bebido cinco cervezas. De hecho, cuando la temperatura de un coche alcanza los 30ºC, aumenta en un 20% el riesgo de cometer errores durante la conducción y reduce en un 22% el tiempo de reacción. Especialista aseguran que el exceso de temperatura que captamos en nuestra superficie corporal se transmite a un área de nuestro cerebro, el hipotálamo. Esta glándula, que además de regular nuestra temperatura corporal, cumple otras funciones como control de nuestros estados de ánimo, modula el sueño y permite la capacidad de reacción ante ciertas circunstancias inesperadas. El exceso de calor afecta a las funciones de dicha glándula y es capaz de provocar fallos en la conducción, que se manifiestan como fatiga, cansancio, somnolencia, agresividad e incluso merma la capacidad de concentración y de atención, lo que limita los tiempos de reacción ante una circunstancia determinada. Con ese calor, el conductor deja de percibir entre el 15 y el 20% de las señales de tráfico y sus errores se incrementan hasta en un 35%. 

Si desea reservar cita o tiene preguntas, llámenos al: +34 923256130+34 923256130
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Saladauto SL Concesionario Multimarca

Llamar

E-mail

Cómo llegar